AG James recupera $ 400,000 para trabajadores de lavandería despedidos
ilegalmente por FDR Services, y les regresa su trabajo en la empresa

NUEVA YORK – La Fiscal General de Nueva York, Letitia James, anunció hoy un acuerdo con FDR Services Corporation of New York (FDR Services Corp), una lavandería industrial en Hempstead, Long Island. El acuerdo hace responsable a la compañía por despedir ilegalmente a siete trabajadores y por negar los pagos de días de enfermedad a otros trabajadores que tomaron licencia por COVID-19. Una investigación a FDR Services Corp encontró que la compañía violó varias leyes estatales y federales cuando despidió a siete trabajadores, la mayoría miembros de la comunidad inmigrantes. Además de los despidos, FDR Services no realizó el pago de los días de enfermedad a los mismos trabajadores y a otras tres personas más. El acuerdo estipula el pago de $ 400,000 de FDR Services Corp, que serán distribuidos entre los 10 trabajadores afectados como compensación por los días de enfermedad y por daños causados por el estrés emocional. Además, FDR Services Corp reintegrará a cinco trabajadores que desean regresar a la compañía y les proporcionará los mismos beneficios que recibían antes de su despido ilegal.’

“Muchos trabajadores pusieron en peligro su salud y eguridad durante la pandemia, y lo hicieron sin la debida protección por parte de sus empleadores”, dijo la Fiscal General James. “Estos trabajadores fueron despedidos ilegalmente por hacer lo correcto durante esta crisis de salud pública sin precedentes: protegerse a sí mismos y a nuestra comunidad. Que esto sirva como advertencia para todos los empleadores de Nueva York: tomaremos medidas contra cualquier empleador que ponga en peligro a nuestros trabajadores y haremos todo lo que sea necesario para proteger su seguridad y sus derechos”.

“Cuando estaba trabajando para FDR Services, me contagié con el COVID-19 durante la pandemia. Yo hice todo lo que la compañía me dijo que hiciera para reportar mi caso de COVID. Entregué mi nota médica y llamé a avisar que estaba enferma”, dijo Roxana Moreno, una trabajadora de la unidad de ropa de ancianos. “Cuando regresé de la cuarentena, la empresa me despidió. En ese momento estaba embarazada y sufrí muchas complicaciones durante mi embarazo debido al estrés del desempleo y al maltrato por parte de FDR Services. Mis compañeros de trabajo y yo nunca debimos haber sido despedidos por hacer lo correcto durante la pandemia, y agradezco a la oficina de la Fiscal General y a nuestra Unión por trabajar para hacer justicia para nosotros”.

“Me despidieron de mi puesto en FDR Services luego de mi diagnóstico de COVID-19 en marzo de 2020”, dijo Blanca Landaverde, una trabajadora de la unidad de empaque. “Como madre soltera, no tenía los medios para mantener a mis hijos durante ese momento difícil. Me enorgullece unirme a otros trabajadores de la lavandería de FDR para exigir el trato justo en el lugar de trabajo, especialmente durante esta pandemia. Ninguna familia debería pasar por lo que yo pasé, y agradezco a la Fiscal General y a nuestra Unión por apoyarnos en esta lucha “.

“Aplaudimos a la Fiscal General del Estado de Nueva York, Letitia James, por ayudar a los trabajadores de FDR Services a volver a sus trabajos, así como por exigir el pago de los salarios atrasados y  de los días de enfermedad”, dijo Megan Chambers, codirectora de la Junta Conjunta de Lavandería, Distribución, y Servicios de Alimentos del Sindicato de Trabajadores Unidos/SEIU, la Unión que representa a los trabajadores de FDR Services. “El anuncio de hoy es una gran victoria no solo para nuestros miembros, sino también para los derechos de los trabajadores, la justicia económica y la salud pública en Nueva York. Los trabajadores de FDR Services son trabajadores esenciales de lavandería que han estado al frente de la crisis de COVID, limpiando y entregando ropa de cama a hospitales y hogares de ancianos en Long Island y el área metropolitana de Nueva York. Durante los días más oscuros de la pandemia, los trabajadores de FDR realizaron servicios vitales para proteger la salud y seguridad de un sinnúmero de neoyorquinos. En lugar de recompensar tal dedicación, FDR despidió ilegalmente a sus trabajadores por quedarse en casa cuando presentaron síntomas de COVID. La compañía ahora debe corregir estos errores y tratar a todos sus trabajadores con dignidad y respeto”.

La Fiscalía General (OAG) inició su investigación en la primavera de 2020 luego de una denuncia presentada por la Junta Conjunta de Lavandería, Distribución y Servicios de Alimentos del Sindicato de Trabajadores Unidos, que representa a los trabajadores de FDR Services Corp. El estatus de negocio esencial permitió que FDR Services Corp permaneciera en operación durante los momentos más críticos de la pandemia de COVID-19. El trabajo realizado en FDR incluye el lavando de ropa de hospital sucia y potencialmente infectada por COVID-19, tanto de las camas pacientes como ropa de trabajo del personal de salud y pacientes. Debido a la naturaleza de su oficio, los trabajadores de FDR Services se exponían constantemente al riesgo de infección.
Siete trabajadores de FDR Services Corp se quedaron en casa cuando comenzaron a sentir síntomas relacionados con COVID-19 y obtuvieron órdenes de cuarentena del Departamento de Salud local. Sin embargo, cuando regresaron al trabajo después de completar sus períodos de cuarentena, fueron despedidos de inmediato y la compañía se negó a pagarles por el tiempo que estuvieron enfermos. A otros tres trabajadores que tomaron los días de enfermedad por COVID-19 también se les negó el pago obligatorio de los días de enfermedad, aunque no fueron despedidos. Adicionalmente, FDR Services Corp no entregó a los trabajadores ninguna notificación escrita de los despidos, como lo exige la Ley Laboral de Nueva York.

La ley de pago de días de enfermedad por COVID-19 de Nueva York entró en vigencia el 18 de marzo de 2020. Dicha ley requiere que los empleadores con 100 o más trabajadores proporcionen al menos 14 días enfermedad pagados a cualquier trabajador que ha sido sujeto a una orden obligatoria o de precaución de cuarentena o aislamiento. Esta orden deberá ser emitida por el estado de Nueva York, el departamento de salud, la junta de salud local o cualquier entidad gubernamental debidamente autorizada. Además, la ley exige que los empleadores reintegrar a sus trabajadores que haya tomado días de enfermedad por COVID-19 a los mismo puestos de trabajo y con el mismo pago. La ley también prohíbe a los empleadores tomar represalias contra los trabajadores por tomar días de enfermedad.

Las acciones de FDR Services Corp pusieron en peligro la salud pública en todo el estado de Nueva York al infundir miedo en otros trabajadores reacios a reportar síntomas de COVID-19 o tomar días de enfermedad porque temor a las represalias. La legislatura de Nueva York aprobó la ley de pago de días de enfermedad por COVID-19 precisamente para brindar un alivio esencial a los trabajadores y parar la propagación de COVID-19. Las acciones ilegales de FDR Services Corp impidieron los esfuerzos del estado para contener la propagación de este virus, y ahora tendrán que responder por sus acciones.

El acuerdo con FDR Services Corp requiere que la compañía pague $ 400,000 para ser distribuidos entre los trabajadores afectados. Cada trabajador que fue despedido recibirá el paga por los días de enfermedad por COVID-19 y por daños causados por el estrés emocional. Además, cinco de los trabajadores despedidos que desean regresar a la empresa serán reintegrados a sus puestos originales o se les ofrecerán nuevos puestos acordados por todas las partes. Los tres trabajadores que no fueron despedidos recibirán una compensación por el pago de días de enfermedad por COVID-19 que se les debe. FDR Services Corp también deberá presentar un informe a la Fiscalía General dos veces al año durante tres años identificando cualquier queja por pago de días de enfermedad y asegurando el cumplimiento del acuerdo.

“Nadie debería perder su trabajo por seguir una orden esencial de salud pública. Estos trabajadores hicieron lo correcto”, dijo Laura Curran, ejecutiva del condado de Nassau. “Agradezco a la Fiscal General James y a su oficina por hacer justicia llegando a este acuerdo”.

“Este acuerdo debe servir como advertencia a todos los empleadores del estado de Nueva York de que siempre daremos prioridad a los derechos de los trabajadores”, dijo el senador estatal Kevin Thomas. “Cuando un empleador no paga a sus trabajadores de acuerdo con la ley, la Fiscalía General los hará responsables y se asegurará de que los trabajadores reciban los salarios que tanto les costó ganar. Agradezco a la Fiscal General James por su compromiso permanente para proteger los derechos de los trabajadores en todo nuestro estado”.

“Durante los aterradores primeros días de la pandemia de COVID-19, trabajadores esenciales como los de FDR Services Corp. se pusieron en peligro para sostener los pilares clave de nuestra sociedad”, dijo la legisladora del condado de Nassau, Siela A. Bynoe. “Felicito a cada una de estas personas valientes por mantenerse erguidas y enfrentar esta injusticia atroz, y agradezco a la Fiscal General James y su equipo por enviar un mensaje claro de que es inaceptable tomar represalias contra los trabajadores por hacer lo correcto para proteger del COVID-19 a sus compañeros de trabajo y a la comunidad”.

Si usted cree que ha sido objeto de represalias por ejercer sus derechos en el lugar de trabajo, comuníquese con el Buro de Labor de la Oficina de la Fiscalía General enviando un correo electrónico a labor.bureau@ag.ny.gov o llamando al (212) 416-8700.

Este caso fue manejado por la Fiscal General Supervisora Sandra Pullman del Buro de Derechos Civiles, la Fiscal General Asistente Christina Bedell de la Oficina Regional de Nassau y la Coordinadora de Justicia Social Francisca Montaña. La Oficina Regional de Nassau está dirigida por la Fiscal General Asistente Encargada Valerie Singleton, y es parte de la División de Asuntos Regionales, que está dirigida por Jill Faber, Diputada Fiscal General para Asuntos Regionales. La Oficina Laboral está supervisada por la Jefa de Buro Karen Cacace y es parte de la División de Justicia Social, que está dirigida por la Diputada Jefe Fiscal General, Meghan Faux. Todas las divisiones son supervisadas por la Primera Vice Fiscal General Jennifer Levy.

Source link

Author: Editor
Editor represents multiple online news sites, including STL.News, RSSNews.Press and more. We believe that our "direct source news" concept helps provide accurate information to the public without bias. We want to help improve technology so the news is presented as it was intended to be.